1.05. Los guteos

Bajo los sucesores de Naram-Sin los guteos se hicieron más poderosos, y finalmente lograron poner fin al reino de Akkad, después que los semitas hubieron reinado sobre el Asia occidental durante más de 150 años.

Los 124 años de dominio tradicional de los guteos sobre Mesopotamia constituyen un período oscuro. Se conoce muy poco de dicho tiempo. En escritos posteriores, este lapso siempre fue considerado como un tiempo de aflicción, y los guteos fueron descritos como rudos bárbaros.

Sin embargo, su gobierno parece haber sido sólo nominal. Esto se advierte porque varias ciudades fueron regidas por gobernantes súmeros independientes, uno de los cuales, por lo menos, el príncipe de Ur, tuvo la osadía de llamarse rey.

Lagash es otra ciudad, que bajo su poderoso príncipe Gudea, parece haber sido semiindependiente.

Se han hallado muchas estatuas o inscripciones de Gudea en las ruinas de su ciudad. En ellas informa que consiguió madera y piedra del norte de Siria, y diorita del sudeste de Arabia, y que llevó a cabo campañas militares contra Elam y Persia.