2.09. Mernepta [Meneftá]

Cuando Mernepta, decimotercer hijo de Ramsés, llegó al trono en 1232 AC, ya era anciano, y tuvo que afrontar una seria invasión intentada por los libios. Afirma haber rechazado con éxito este intento y haber tomado 9.000 prisioneros, entre los cuales había también más de un millar de griegos. En su estela le la victoria también habla de una campaña contra varias ciudades y pueblos de Palestina, entre los cuales menciona a los israelitas. Este importante pasaje reza así:

"Desolada está Tehenu [una tribu libia];

Hatti [la tierra de los hititas] está pacificada,

Conquistada está Canaán con todo mal.

Saqueada está Ascalón, y tomada Gezer,

Yanoam está destruida,

Israel está asolado, ya no tiene (más) simiente.

Hurru [la tierra de los hurrios] ha llegado a ser una viuda para Egipto".

Este pasaje famoso, muestra que Mernepta se había encontrado con los israelitas en una de sus campañas en Palestina, como lo muestra su nombre que aparece en relación con ciudades palestinas. La ubicación de Israel entre las ciudades de Ascalón, Gezer, Yano'am, y la tierra de los horeos o hurrios indica en dónde los había encontrado este rey. Las ciudades mencionadas primero estaban en la parte sudoeste de Palestina, mientras que el nombre Hurru puede aludir a los habitantes de la parte sudoriental del país (Edom), o puede ser un término general para Palestina, como se lo usa frecuentemente en las inscripciones egipcias. Es sumamente interesante el hecho de que el nombre Israel recibió el determinativo jeroglífico de "pueblo", y a los otros nombres se dieron determinativos que significan "país extranjero". Esto indica que los israelitas que encontraron en ese tiempo no fueron considerados como un pueblo radicado, lo que está de acuerdo con la situación existente durante el período de los jueces, según se lo describe en la Biblia. Puesto que la campaña de Mernepta ocurrió durante ese período cuando las tribus de Israel luchaban aún para establecerse en Canaán, sólo se las podía describir, en un monumento egipcio, como un pueblo errante y no como una nación con un territorio estable.

También del tiempo de Mernepta nos llegan interesantes registros llevados en la frontera noreste de Egipto por funcionarios que pueden ser comparados con los modernos oficiales de inmigración. Estos registros contienen el nombre y la ocupación de cada persona que cruzaba la frontera, en su mayoría correos del servicio diplomático de Egipto. También se menciona una tribu edomita a la cual se le permitió alimentar transitoriamente sus rebaños en el delta del Nilo.
Estos documentos muestran que la frontera estaba bien cuidada, y que el cruce del límite no era fácil para individuos o grupos no autorizados durante la XIX dinastía.