6.01. Cronología del período

El tiempo transcurrido entre la ocupación de Canaán y el establecimiento de la monarquía hebrea es conocido como el período de los jueces.

La cronología de este período depende de la fecha de la muerte de Salomón. La cronología adoptada en este estudio ubica la muerte de Salomón en 931/30 AC; es decir, durante el año hebreo calculado desde el otoño [del hemisferio norte] de 931 hasta el otoño de 930. Por consiguiente, la fecha dada para el comienzo de la construcción del templo de Salomón en el cuarto año de su reinado (1 Reyes 6: 1; cf. 11: 42) sería 967/66 AC, en la primavera de 966 AC. (ver El éxodo de la dinastía decimoctava)

La construcción del templo comenzó 480 años después del éxodo (1 Reyes 6: 1). Gracias a este dato se puede fijar la fecha del éxodo en 1446/5 (la primavera de 1445), y el cruce del Jordán 40 años después (Josué 5: 6, 10) en 1405 AC. De los 480 años de 1 Rey. 6: 1, deben restarse 40 del reinado de Saúl (Hechos 13: 21), 40 del reinado de David (1 Reyes 2: 11), y 4 del reinado de Salomón. Si se restan estos 84 años de los 480, se ubica la coronación de Saúl 396 años a partir del éxodo, ó 356 desde la invasión de Canaán, lo que nos da los años 1405-1051/50 AC para el período de Josué hasta Samuel.

Una declaración hecha por el juez Jefté al principio de su gobierno nos proporciona otro dato cronológico: que Israel entonces había "estado habitando por trescientos años" en "Hesbón y sus aldeas" (Jueces 11: 26). Estos 300 años se remontan a la conquista de esta región bajo la dirección de Moisés, durante el último año de su vida (ver Deuteronomio 2: 26-37). Esta declaración exige que la conquista bajo el mando de Josué y los ancianos, junto con los períodos en que juzgaron Otoniel, Aod, Samgar, Débora y Barac, Gedeón, Tola y Jair, como también los períodos de opresión intercalados, sean incluidos dentro de los 300 años entre la conquista y el tiempo de Jefté.

Ubicar estos períodos en los 300 años no presenta grandes dificultades, porque es razonable suponer que algunos jueces gobernaron contemporáneamente -uno tal vez en la Transjordania y otro en Palestina occidental, o uno al norte y otro al sur. También es posible que algunas tribus en una parte del país gozaran de reposo y seguridad mientras otras tribus eran oprimidas. Por ejemplo, esto se indica en la opresión de Hazor hecha por el rey cananeo Jabín, que terminó con la victoria de Débora y Barac sobre Sísara, capitán del ejército de Jabín (Jueces 4). El canto de victoria de Débora reprende a varias tribus por haber dejado de ayudar a sus hermanos en la lucha por la liberación de la tiranía del opresor (Jueces 5: 16, 17). Estas tribus probablemente no vieron la necesidad de arriesgar la vida cuando disfrutaban de una existencia pacífica, como ocurrió durante 80 años después que Aod las liberó de la opresión de los moabitas y amalecitas (Jueces 3: 30).

Desde Jefté hasta la coronación de Saúl transcurrieron 57 años, según las declaraciones cronológicas de la Biblia. Mientras Jefté gobernaba sobre las tribus orientales, y ponía fin a una opresión de 18 años de parte de los amonitas, los filisteos comenzaron a oprimir a los del occidente. Capturaron el arca en los días de Elí, después que había estado en Silo durante 300 años. Durante este tiempo de opresión de los filisteos Sansón hostigó al opresor pagano y comenzó a "salvar a Israel" (Jueces 13: 5). Samuel probablemente fue también contemporáneo de Sansón. Este actuó en el sudoeste, y aquél en las montañas de la Palestina central (1 Samuel 7: 16,17). Samuel fue el último juez que condujo sabiamente a Israel. Durante largo tiempo fue el único líder de su pueblo antes que fuese escogido Saúl, el primer rey.